Posts Tagged ‘salud mental’

Nutrición y Salud Mental

Es probable que usted sepa que los alimentos que come afectan al cuerpo. Reducir el consumo de comida chatarra y elegir opciones más saludables ayudan a mantener el corazón saludable, los músculos fuertes y un peso adecuado. Su estado de ánimo también puede verse afectado por lo que come. Por ejemplo, ¿alguna vez se ha sentido deprimido después de comer mucha comida rápida? ¿Tiene una perspectiva más positiva después de comer una ensalada verde o verduras salteadas? Read the rest of this entry »

¿Pa’l Psicólogo Yo? ¿Tu estás loc@?

El buscar ayuda no te hace menos, ni es algo malo, todo lo contrario te ofrece herramientas para ayudarte y contribuir en el proceso de entender y resolver tantas situaciones difíciles que comúnmente llamamos problemas. Read the rest of this entry »

La Salud Mental en Tiempos de Cólera

¿Quién no se ha sentido preocupado o en tensión ya sea por que ha perdido recientemente su empleo o algún familiar u amigo cercano experimenta una situación económica precaria?

Desde hace algún tiempo estamos experimentando ajustes en nuestras economías y presupuestos lo que a su vez trae cambios en las actividades del hogar y cambios en la rutina diaria que inciden en conflictos en la toma de decisiones. Los cambios sean cuales desestabilizan nuestra homeostásis, nos crean incertidumbre y desasosiego porque nos sentimos ausentes de control. Ante los aumentos en el costo de vida y en la búsqueda de alternativas a mantener una economía  sustentable, los economistas hablan cada vez mas acerca de la importancia que tanto social como práctica se genera con respecto al sentido de la autonomía. Ante nuestra realidad muchos se preguntan con cuanta autonomía cuentan para realizar decisiones con un sentido real de libertad. Sin embargo es crucial determinar nuestras prioridades al momento de tomar decisiones que nos afectan como individuo y que repercuten en nuestras familias y en la sociedad.

Es importante conocer que estos cambios pueden afectarnos no tan solo económicamente sino también emocionalmente. Desórdenes de estado de ánimo como la ansiedad y la depresión comienzan a asomarse a través de su sintomatología que si no se atiende responsablemente puede llegar a exacerbarse culminando en un cuadro clínico severo o crónico. Por ejemplo, podemos comenzar a sentir dolores de cabeza, de espalda, espasmos musculares, apatía, todos posibles síntomas de estrés que van incrementando con problemas para conciliar el sueño, angustia, pensamientos negativos invasivos, coraje, poca tolerancia a la frustración, se siente sobrecargado, pobre manejo de las emociones, temor a perder el control de sus impulsos ya sea contra si mismo u otra persona u objeto. Síntomas adicionales son: desesperación, pobre autoestima, tristeza, pérdida o aumento de peso, pesadillas constantes, perdida de interés en el compartir con la familia, amistades y en actividades que antes disfrutaba, y sentimientos profundos de que estamos solos y desesperanza. Es importante destacar que también ameritan cuidado clínico psicológico aquellas personas que aun no presentan un cuadro clínico mayor de diagnostico de trastorno de estado de animo pero que experimentan sintomatología asociada como la antes descrita y que se explica por un estresor de alta y/o de menor magnitud.  Estos estresores cumplen con exposiciones a eventos traumáticos y otros de percepción subjetiva. Estresores de alta magnitud lo son, combates de guerra, desastres naturales, violaciones, mientras que estresores de menor magnitud lo conforman, el divorcio, el duelo y el desempleo. Sin embargo quiero aclarar que cuando existe una sola fuente de ingreso en el hogar, ambos pierden sus trabajos o el de mayor ingreso queda sin empleo, constituyen estresores de alta magnitud que al igual que los de menor magnitud requieren de atención clínica aunque el grado en que se afecte el funcionamiento general y del diario vivir de cada individuo será distinto y en diferente proporción.  Ante la perdida del empleo, la búsqueda de uno nuevo, decidir establecer tu propio negocio, hasta realizar las compras, es importante que determinemos nuestras prioridades sin presiones externas que redunden en tensiones que pueden exacerbar en trastornos emocionales o de atención clínica.

¿Cómo podemos sentirnos en mayor autonomía acerca de nuestras decisiones? Establezca prioridades basadas en aquello que le representará estabilidad económica y mental a corto y largo plazo. No permita presiones externas consumeristas que inicialmente le signifiquen placer y luego se sumen a un dolor de cabeza que tardara en sanar. Sea seguro de sí mismo y reconozca cuáles deben ser sus límites económicos, no se exceda y realice obsequios según su presupuesto. Recuerde que en todas las fechas especiales lo importante es poder compartir con amigos y familiares. Por tales razones es importante manejar aquello que nos produce tensión, ansiedad o preocupación excesiva, así como tomar decisiones económicas responsables y buscar la ayuda psicológica necesaria. No sea de los que solo se preocupan y ocúpese por su bienestar emocional y mental, este dispuesto a identificar y lanzarse a nuevas oportunidades en medio de sus conflictos, en Inspira estamos para ayudarle.

Por: Dra. Ishell Y. Calzada Ramos
Psicóloga Clínica