LAS 7 CLAVES PARA REDUCIR EL ESTRÉS DEL REGRESO A CLASES

Ya comenzaron las clases y por consiguiente también el llamado estrés. El regreso a escuela puede ser un momento de presión tanto para los padres y los niños. Nuevamente, se enfrentan a la gran cantidad de horas que pasan en clases, más las exigencias de rendimiento y logros que la familia en general espera, muchas veces hace que los niños enfrenten el ingreso a clases con entusiasmo y con muchos retos por cumplir. De acuerdo a diferentes estudiosos del tema, es importante que las personas reconozcan y estén pendientes de los eventos que parezcan incrementar los niveles de estrés, para tomar medidas, manejar activamente el estrés y promover conductas saludables en sus hijos.” Para esto le presentamos 7 claves para poder lidiar con el regreso a clases.
Y los que no tienen hijos… ¿Qué hacen después del verano?
Este grupo también pasan por niveles de estrés y tienen que hacer ajustes en esta nueva temporada escolar. Ya se acabó el poder levantarse un poco más tarde porque no había tapón por las mañanas, ahora es necesario ajustarse y levantarse más temprano para evitar el mal rato de un tapón y de llegar tarde al trabajo. Otros empiezan a estudiar en las tardes o en las noches y tienen que organizar su tiempo nuevamente. Se recomienda que haga su lista de obligaciones diaria o semanal y organice su tiempo basado en las prioridades. Igualmente en su trabajo, proponga logros diarios para que pueda alcanzar la meta tanto al final de la semana o de mes.
Para evitar esta situación te presentamos 7 claves para practicar con tus hijos:
1- Conversar con tu hijo sobre lo que piensa de su regreso a clases.
2- Poner metas para el año, en cuanto a logros y rendimiento que sean reales para tu hijo (teniendo en cuenta los resultados del año anterior) y ofrecer incentivos tangibles para los niños por logros de corto plazo.
3- Dejarles en claro, que estarás siempre a su lado apoyándolo para cumplir con las metas, es decir que son un equipo para el logro de los objetivos.
4- Resaltar los momentos buenos vividos durante el año escolar que ya pasó.
5- Poner énfasis en sus amigos, reencuentro.
6- Comenzar unos días antes del ingreso a clases, con el proceso de acomodación de horarios, así la primera semana de clases no se hará tan pesada.
7- Tratar que durante la primera semana de clases se haga alguna actividad para dar la bienvenida al nuevo año escolar, celebrando que tu hijo está un año más grande y que confían en que tendrá logros importantes.

Para descargarlo en PDF oprima aquí

 

LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL

¿Le suena familiar las siguientes situaciones? Me asignaron un trabajo y luego viene otro empleado gerencial a darme otra instrucción respecto a la misma tarea creando confusión en el proceso; un empleado entra con ropa que viola el código de vestimenta de la compañía y no se le ha comunicado al respecto, dicha conducta provoca que los demás empleados se molesten porque unos pueden vestirse de una forma y otros no.  Un empleado entra por la puerta y dice buenos días y su compañero no le contestó provocando más adelante roces y malos entendidos; a los empleados no se les deja saber cómo se están desempeñando en sus labores o que áreas deben mejorar.  Se coordina un adiestramiento y cuando llega el día se tiene que cancelar porque no todos se enteraron.

 

Los ejemplos que se ilustran arriba nos muestran las consecuencias inevitables de una pobre comunicación en una organización y aunque puede parecer obvio, la misma no fluye con la efectividad que se requiere.  En mi experiencia en procesos de consultoría a compañías medianas y pequeñas, estas situaciones que parecen sencillas de resolver, pueden tornarse complicadas por falta de una buena comunicación, las mismas son propulsoras  de conflictos mayores si no se les presta la importancia que requiere. En las investigaciones se indica que la pobre comunicación es probablemente la causa más citada de conflictos entre personas.  Los individuos se comunican casi 70 por ciento de sus horas y es razonable mencionar que una de las fuerzas que más entorpecen el desempeño exitoso de los grupos es la falta de comunicación. 

 

De acuerdo a estudiosos del tema, la función de comunicación interna es un factor estratégico del cambio hacia mayores niveles de motivación laboral, desempeño y compromiso con los objetivos de la organización.  Se recalca que la comunicación interna se convierte, al mismo tiempo, en una necesidad reconocida por los trabajadores y en un agente importante para el cambio. Por lo tanto, la comunicación cumple una serie de funciones dentro de la institución como:

1- Crear una identidad de la empresa en un clima de confianza y motivación.

2- Conocer ampliamente a la organización y sentirla como propia.

3- Mantener constantemente informados, de manera individual y grupal, a los empleados.

4- Hacer públicos los logros obtenidos por la empresa.

5- Reconocer públicamente el desempeño de algún empleado.

6- Favorece o promueve las relaciones eficientes entre las personas.

7- Promover una comunicación a todas las escalas.  (Ascendente, descendente y horizontal).

¿Entonces qué estrategias puedo utilizar para mejorar la comunicación?
 
Es recomendable que se escoja un canal de comunicación adecuado dependiendo del tipo de mensaje que se quiera transmitir. La elección de un canal sobre otro depende de que el mensaje sea de rutina o no y la importancia de la riqueza del mensaje.
 
Para que la información llegue a su destino y cumpla con su objetivo es imprescindible crear estos canales de comunicación y herramientas que el personal pueda utilizar, tales como:
 
1-Correo electrónico.
2-Boletines en el tablón de expresión.
3- Reuniones informativas.
4-Actividades extracurriculares.
 

 

 

El Síndrome de Quemazón

El síndrome de quemazón o “burnout”, fue identificado en la década del 70 por el Dr. Freudenberguer, quien lo describió como un estado caracterizado por el agotamiento, decepción y pérdida de interés, como consecuencia del trabajo cotidiano desarrollado por profesionales dedicados al servicio y la ayuda, que no logran alcanzar las expectativas depositadas en su trabajo. Posteriormente la psicóloga Cristina Maslach utilizó el término “Burnout” y lo definió como un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal que puede ocurrir entre individuos cuyo trabajo implica atención o ayuda a personas”. Read the rest of this entry »

Ludopatía ¿Cuándo buscar ayuda?

Recientemente el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM-V), incluyó la ludopatía entre las adicciones por sus similitudes en la expresión clínica, origen, comorbilidad física y tratamiento con el resto de adicciones al alcohol, tabaco y drogas ilegales. Read the rest of this entry »

Separación después de los 40

Las consecuencias de una separación o divorcio, por lo general son devastadoras y de larga duración. Existe mucho dolor y resentimiento por el hecho de haber confiado en alguien que no llenó las expectativas y por haber dedicado el mejor tiempo de la juventud, que se fue, sin haber sido aprovechado. Read the rest of this entry »

Cómo cumplir con sus resoluciones de año nuevo

El año Nuevo es el tiempo para reflejar sobre su comportamiento del año pasado y prometerse hacer cambios positivos en su vida. Read the rest of this entry »

Celebración de Navidad ¿En el Trabajo?

La Navidad es una época donde se realizan muchas actividades de confraternización y celebración, dentro y fuera del ambiente de trabajo. Bien sea una actividad que se realice durante horas laborales en las facilidades de la oficina, una celebración informal en casa de algún compañero/a de trabajo o una cena o fiesta oficial, auspiciada por la organización para la cual trabajas, socios de negocio o clientes, debes observar tu manera de comportarte. Read the rest of this entry »

Celebración de Navidad: Respeta los límites y fronteras

Es posible que tengas compañeros/as de trabajo que estén experimentando sentimientos de tristeza, angustia o desesperación por situaciones de vida como la pérdida de un ser querido o el diagnóstico de una enfermedad catastrófica. Para ellos, las actividades navideñas pueden conllevar un estrés adicional ya que se les puede hacer difícil integrarse a ellas. Read the rest of this entry »

Cómo ayudar en una Crisis

A lo largo de la vida, se nos presenta una serie de sucesos que de no ser resueltos adecuadamente, podrían llevarnos a experimentar un estado de desequilibro emocional que conocemos como crisis. Las crisis emocionales implican un reajuste personal, laboral, familiar o social. Con ellas, pueden aparecer sentimientos como la angustia, el miedo, el desorden físico y psicológico. Read the rest of this entry »

Cuando un Ser Querido tiene una Enfermedad Crónica

Si a un ser querido le diagnostican cáncer o una enfermedad que pone en riesgo su vida, usted puede sentirse desesperado y sin poder hacer nada en absoluto. Pero esto no tiene por qué ser así.

Las investigaciones demuestran que la familia y los amigos pueden desempeñar un gran papel ayudando a los pacientes a sobrellevar una enfermedad crónica.

Cuando una persona tiene una enfermedad crónica, es importante que sienta que realmente se preocupan por ella.

A continuación algunas formas en que los pacientes y sus familias pueden solicitar y obtener el apoyo que desean de los demás:

Ponga fin a los secretos familiares.
En ocasiones solemos tratar de proteger a nuestras familias y seres queridos de las malas noticias, pero ocultar una enfermedad grave al resto de la familia puede tener malos resultados. Comuníquelo directamente y sea honesto con los familiares.
Incluya a sus hijos.
Si bien su comprensión de la situación puede ser limitada, los niños valoran que se les diga lo que sucede a su alrededor. A veces los niños sienten ser la causa de los problemas o acontecimientos que ocurren a su alrededor. Pueden sentir que la enfermedad de uno de sus padres se debe a algo que ellos hicieron. Sea franco y honesto, hágales saber que está bien hacer preguntas. Esto les ayudará a aliviar parte de su ansiedad.
Sea selectivo.
No todo el mundo debe saber acerca de su enfermedad o la enfermedad de sus seres queridos. Seleccione con quién compartirá estas noticias cuidadosamente. Lo importante es que sienta que compartir la información con una persona le brindará una mayor sensación de apoyo y fortaleza.
Sea claro sobre cómo pueden ayudar la familia y los amigos.
Las personas desean sentirse útiles. No sienta vergüenza por tener que pedir ayuda o favores, como cocinar una comida o llevar a los niños a la escuela.

Por último, si un ser querido tiene una enfermedad crónica, infórmese sobre la enfermedad, ayúdelo con las compras y tareas diarias y bríndele apoyo emocional.

Referencia: Centro de Apoyo de la Asociación Americana de Psicología

Estrés en el Cuidador

Las responsabilidades de brindar cuidado, sumadas a las presiones rutinarias de la manutención de una familia y la vida profesional, pueden conducir naturalmente al estrés.  Los síntomas del estrés pueden incluir: negación, ansiedad, culpa, irritabilidad, enojo, depresión, agotamiento y enfermedades físicas.

Algunas estrategias útiles de manejo son:

Tomar descansos.

Programar tiempo para descansar, visitar a una variedad de amigos que pueden ofrecer refuerzo positivo o tomar días libres lejos de los deberes rutinarios siempre que sea posible.

Cuidarse.

Consuma comidas balanceadas, duerma una cantidad adecuada de tiempo y revise con su médico cualquier problema físico que se presente.

Comprender sus límites.

Encuentre recursos locales que puedan ofrecerle apoyo físico, emocional y psicológico como cuidador – desde sesiones de orientación y grupos de apoyo hasta programas de cuidado diurno para el adulto.

Obtener ayuda.

Alivie sus sentimientos de aislamiento, enojo y frustración al buscar orientación de ayuda profesional.  También puede relacionarse con otras personas que estén experimentando situaciones similares en grupos de apoyo.

Llámanos, queremos servirte (787) 704-0705

http://www.facebook.com/paedeinspira

Disponible en formato pdf ~>Cuando un ser querido tiene una enfermedad crónica