Alegría vs nostalgia en la época de navidad

Para muchas personas la Navidad es  tiempo de alegría, música y colorido. Tiene un significado muy especial porque se celebra con música, comida y fiestas.  Es temporada de exaltación de las relaciones familiares y de compartir con amigos. Sin embargo, para otros, en toda esta algarabía, resurge  un tema del que muchas personas se le hace difícil hablarlo. Se trata de la llamada “nostalgia navideña“, la cual surge en ocasiones de manera silenciosa, sin motivo aparente y llega cargada de tristeza, y en ciertos individuos se convierte en un detonante en donde experimentan sensaciones de vacío o carencia.

¿Por qué se produce esta paradoja que une ambiente de alegría con tristeza y nostalgia?, ¿Por qué ocurre está aparente contradicción?  De acuerdo a los expertos, lo que ocurre es que los seres humanos por largo tiempo asociamos esta evidencia de alegría con nuestros familiares cercanos: padres e hijos, esposo o esposa y que, por algún motivo, no están con nosotros en esta época de Navidad, ya sea porque han muerto o se han marchado. También está el caso de las parejas divorciadas, las cuales puede que por estar separadas sientan nostalgia en esta época.

En este tipo de situaciones se recomienda que se le preste atención.  Es un tópico que no debe verse  como una información simple. Se ha comprobado que muchas personas son afectadas seriamente, debido a que no pueden controlar esa tristeza que desencadena en depresiones y que pueden inducir hasta a la muerte, lo que provoca un aumento en esta temporada.

También, la época navideña, aunque es tiempo de alegría, relajamiento y gozo, es un acontecimiento que genera mucho estrés. Esto se debe a que muchas personas se agobian por el exceso de trabajo que supone la época, que incluye: la compra de regalos, múltiples compromisos, los preparativos para la cena, la planeación de actividades familiares, las visitas, etc. Esto hace que las personas vivan las fiestas navideñas con mucho estrés y les impide disfrutar de ellas.  Estos sentimientos de desánimo se deben generalmente a razones como: soledad, baja autoestima, problemas familiares, problemas financieros, recuerdos de navidades pasadas, consumismo, altas expectativas respecto a la navidad, entre otros.

Para mantener la buena salud mental en Navidad, los expertos recomiendan algunas cosas como:

  1. Planear las compras y preparativos con tiempo para evitar el estrés;
  2. Hacer un presupuesto para los gastos de temporada y apegarse a él para no endeudarse;
  3. No sentirse obligado a participar en todas las actividades;
  4. Compartir tiempo con otras personas que necesiten de usted o que disfrutas de su compañía.
  5. Comparte sus pensamientos y sentimientos: Es importante conversar acerca de la persona querida que ya no está entre nosotros; compartir recuerdos puede contribuir al proceso de curación,
  6. Toma decisiones: Si no se está en el ánimo de asistir a una celebración de Navidad, es mejor no ir. Hay que ser abierto a las opciones y ser libre para elegir, teniendo en cuenta que es bueno juntarse con las personas más apreciadas.
  7. Ser realista: Conozca la diferencia entre lo que debe y lo que puede hacer.
  8. También es importante mimarse un poco y estar bien con uno mismo, aminorar la marcha y comer equilibradamente, practicar ejercicio, dormir suficientemente y evitar el alcohol, ya que podría intensificarse la sensación de tristeza.

 

Referencia : La especialista en psiquiatría y salud mental Cynthia Bozich-Keith, profesora clínica de la escuela de Enfermería de la Purdue University (EEUU)

descargar en PDF

Comments are closed.