Uncategorized

LAS 7 CLAVES PARA REDUCIR EL ESTRÉS DEL REGRESO A CLASES

Ya comenzaron las clases y por consiguiente también el llamado estrés. El regreso a escuela puede ser un momento de presión tanto para los padres y los niños. Nuevamente, se enfrentan a la gran cantidad de horas que pasan en clases, más las exigencias de rendimiento y logros que la familia en general espera, muchas veces hace que los niños enfrenten el ingreso a clases con entusiasmo y con muchos retos por cumplir. De acuerdo a diferentes estudiosos del tema, es importante que las personas reconozcan y estén pendientes de los eventos que parezcan incrementar los niveles de estrés, para tomar medidas, manejar activamente el estrés y promover conductas saludables en sus hijos.” Para esto le presentamos 7 claves para poder lidiar con el regreso a clases.
Y los que no tienen hijos… ¿Qué hacen después del verano?
Este grupo también pasan por niveles de estrés y tienen que hacer ajustes en esta nueva temporada escolar. Ya se acabó el poder levantarse un poco más tarde porque no había tapón por las mañanas, ahora es necesario ajustarse y levantarse más temprano para evitar el mal rato de un tapón y de llegar tarde al trabajo. Otros empiezan a estudiar en las tardes o en las noches y tienen que organizar su tiempo nuevamente. Se recomienda que haga su lista de obligaciones diaria o semanal y organice su tiempo basado en las prioridades. Igualmente en su trabajo, proponga logros diarios para que pueda alcanzar la meta tanto al final de la semana o de mes.
Para evitar esta situación te presentamos 7 claves para practicar con tus hijos:
1- Conversar con tu hijo sobre lo que piensa de su regreso a clases.
2- Poner metas para el año, en cuanto a logros y rendimiento que sean reales para tu hijo (teniendo en cuenta los resultados del año anterior) y ofrecer incentivos tangibles para los niños por logros de corto plazo.
3- Dejarles en claro, que estarás siempre a su lado apoyándolo para cumplir con las metas, es decir que son un equipo para el logro de los objetivos.
4- Resaltar los momentos buenos vividos durante el año escolar que ya pasó.
5- Poner énfasis en sus amigos, reencuentro.
6- Comenzar unos días antes del ingreso a clases, con el proceso de acomodación de horarios, así la primera semana de clases no se hará tan pesada.
7- Tratar que durante la primera semana de clases se haga alguna actividad para dar la bienvenida al nuevo año escolar, celebrando que tu hijo está un año más grande y que confían en que tendrá logros importantes.

Para descargarlo en PDF oprima aquí

 

Qué es la Claustrofobia

La Claustrofobia es un miedo a los espacios cerrados.  Se clasifica dentro de los trastornos de ansiedad como una fobia específica.

 Como la Claustrofobia es un miedo a los espacios cerrados, se suelen evitar los ascensores, túneles, el metro, habitaciones pequeñas entre otros.  La persona claustrofóbica no tiene miedo al espacio cerrado en sí mismo, sino a las posibles consecuencias negativas de estar en ese lugar, como quedarse encerrado para siempre o la asfixia.

Factores de Riesgo

Un antecedente de ansiedad o nerviosidad cuando se está dentro de un cuarto o espacio encerrado.

Evitar continuamente las situaciones que provocaron ataques previos de ansiedad; la elusión repetida de hecho puede incrementar la probabilidad de un ataque claustrofóbico y su severidad.

Síntomas

Sudoración

Latidos acelerados

Falta de aliento o hiperventilación

Temblores

Aturdimiento o desmayos

Náusea

Sensación de tener pavor, terror, pánico

*Los síntomas pueden incluir aquellos típicos de un ataque de pánico.

Otras señales

1.  Buscar automática y compulsivamente por las salidas cuando se está en un cuarto o sentirse temeroso si las puertas están cerradas.

2.  Evitar los elevadores, subirse a trenes subterráneos o a aviones, o a un auto cuando hay mucho tráfico. En situaciones sociales donde hay mucha gente, permanecer cerca de las salidas.

*Experimentar cualquiera de estos síntomas no implica que se deban a la claustrofobia. Estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones de salud, algunas de ellas potencialmente peligrosas.

Tratamientos

Psicoterapia- involucra asesoría de salud mental enfocada a vencer el miedo y a controlar las situaciones desencadenantes.

Los diferentes tipos de estrategias incluyen:

  • Técnicas de relajación y visualización diseñadas para calmar el miedo cuando se está en un ambiente claustrofóbico.
  • Terapia cognitiva del comportamiento (CBT, por sus siglas en inglés), una estrategia que involucra el aprender a controlar los pensamientos que ocurren cuando confronta las situaciones que inducen miedo de manera que cambie su reacción.

*Fuente: Manual diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV)

Disponible en formato pdf~>Claustrofobia